10 trucos para llevar maquillaje en el equipaje de mano.

 

Maquillaje en equipaje de mano

Mucha gente se pregunta si se puede llevar maquillaje en el equipaje de mano. La respuesta es afirmativa pero hay bastantes peros que hay que tener en cuenta y que deberías conocer.

Si ya es complicado pensar en la ropa que vas a llevar en tu próximo viaje ya no digamos cuando empiezas a pensar en la cosmética y el maquillaje en el equipaje de mano.

Y la pregunta que te haces es: ¿cómo lo organizo todo? Lo que más miedo te dará es cumplir con los requisitos impuestos por los aeropuertos respecto a restricciones de líquidos y cremas. Don’t worry!

Quizás ya seas experta en estos menesteres pero en caso contrario te presentamos diez trucos con los que llevar maquillaje en el equipaje de mano te parecerá una tarea muy sencilla:

1. La organización es la clave.

Tienes que tener claro que no puedes viajar con tu tocador de maquillaje al completo. Si no los tienes ya, hazte con envases pequeños de máximo 100 mililitros donde meterás líquidos como el champú o la colonia.

En el caso de la colonia te vendrá bien disponer de muestras pequeñas que suelen regalar en droguerías y que vienen muy bien para viajes no muy largos en los que necesitas llevar el maquillaje en el equipaje de mano.

Evita todos aquellos envases que sean de cristal o que veas que tienen riesgo de que el líquido se pueda salir.

2. Utiliza productos multifunción.

Llevar maquillaje en el equipo de mano requiere que uses productos multifunción. Es un consejo que te puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza.

Por ejemplo una sombra de ojos tirando a pálida te puede servir también como un iluminador para la piel. Y que me dices de los champús que también son gel, o desmaquilladores que también son tónicos.

3. Productos similares juntos.

Si quieres llevar maquillaje en el equipaje de mano es un básico que conviene recordar. Es importante no mezclar maquillaje con productos como pasta de dientes o juntar una crema hidratante con el champú.

4. Productos básicos en equipaje de mano.

Si llevas tanto una maleta de cabina como una maleta facturada asegúrate de que aquellos productos de uso regular vayan contigo a bordo del avión.

Estamos hablando del corrector, rímel, crema hidratante, bálsamo para los labios, brillo, etc. Esperemos que no pero lo agradecerás si tu maleta facturada llega más tarde de lo normal o (Dios no lo quiera) se haya perdido.

5. Botellas frágiles en tus zapatillas.

Un truco bastante bueno es aprovechar el espacio de tus zapatillas para meter dentro algunos envases que consideres algo más frágiles. Al encontrarse con una capa más de protección será más difícil que tengas algún problema.

En caso de que no lleves zapatillas puedes aprovechar los calcetines para proteger el maquillaje en el equipaje de mano. En este caso no ahorrarás espacio como si lo haces con el truco de las zapatillas pero también servirá para el objetivo principal.

6. Doble sellado de las botellas.

Una de las cosas principales a evitar es que el maquillaje en el equipaje de mano entre en contacto con la ropa y nos llevemos un disgusto cuando abramos la maleta al llegar a nuestro destino.

Una buena idea es añadir a los cierres de los envases cosméticos una protección adicional, por ejemplo una pequeña cinta adhesiva, que selle doblemente el lugar por donde se podría desprender algo de líquido interior.

7. Cuidado con el maquillaje en polvo.

Si decides viajar con un estuche de maquillaje en polvo -colorete o sombra de ojos- te aconsejamos que le añadas algún tipo de protección al estuche en el que llevarás el maquillaje en el equipaje de mano.

Se trata de un objeto que es bastante frágil por lo que si lo proteges con algún tipo de acolchado a su alrededor mejor. Evita también ponerlo en la parte de abajo de tu equipaje y  te estarás asegurando que llega a salvo.

8. Sustituye el maquillaje caro por el más barato.

Sustituye el equipaje más caro por marcas algo más baratas que no te supongan un dolor de cabeza en lugar de pérdida. Probablemente cumplirán su función a la perfección y llevar maquillaje en el equipaje de mano no te supondrá un problema.

9. Olvídate si no lo usas.

Ya hemos comentado que solo deberías llevar aquellos productos básicos y necesarios por lo que quizás este punto te parezca redundante aunque te puede servir para valorar lo que es importante para ti.

Haz un repaso de tu rutina diaria y el uso que haces del maquillaje. Seguramente descubrirás que tienes productos que utilizas muy ocasionalmente. ¿Realmente te merece la pena llevarlo de viaje?

10. Muestras de maquillaje.

Al igual que con los perfumes también existen muestras de maquillaje que probablemente puedas pedir en una droguería cercana. Es buena idea que te acerques poco antes del viaje a un par o tres de tiendas y pruebes suerte para ver que puedes conseguir. Llevar maquillaje en el equipaje de mano es más fácil de lo que parece.

Leave a Reply